Tortilla de género.

Tortilla de género.
(Plato de temporada en tres actos).
Esta performativa receta está dedicada a mi amiga Nieves, con quien tantas acaloradas discusiones he mantenido sobre el tema.

Domingo Mestre.
2008.


Primer Acto. De los ingredientes necesarios y de la investigación previa.

Ingredientes:
-Un par de huevos frescos por cada mujer asesinada por su pareja durante el año en curso.
-Una almeja (también podría servir mejillón o berberecho) por cada hombre asesinado por su pareja durante el año en curso.
-Aceite de oliva virgen extra.
-Cominos (tantos como crímenes se hayan producido hasta el momento).
-Perejil, sal y pimienta.

Accesorios:
-Un equipo de investigación histórica con destreza y capacidad operativa.
-Un paellero a gas con su correspondiente bombona de butano.
- Un recipiente para freír la tortilla.
-Un recipiente para batir los huevos.
- Un cubo y una fregona para limpiarlo todo.
-Un proyector de vídeo (no es imprescindible, se puede sustituir por una colección de fotografías).

Fase previa:
-Iniciar la investigación con el ánimo libre de prejuicios (si no hay mucho presupuesto, mejor hacerla a principios de año).
-Compilar el nombre de pila de cada una de las víctimas junto con su fecha de nacimiento y defunción (las víctimas transexuales, de haberlas, computan aparte y no añaden ni restan nada al plato).
-Capturar o fotocopiar el rostro publicitado de la víctima (en su defecto, representar gráficamente su individualidad de la forma más adecuada).

Segundo Acto. De las instrucciones para la correcta preparación y degustación del plato.

Preparación:
-Poner a calentar una cucharada de aceite a fuego mínimo.
-Cascar un par de huevos por cada mujer asesinada.
-Introducir un molusco en la sartén por cada hombre asesinado (de no haber ninguno, la tortilla saldrá francesa y cabría preguntarse el porqué).
-Mientras el marisco se abre, batir los huevos hasta que formen un conjunto homogéneo.
-Retirar las conchas, añadir un sólo comino, enfatizando la acción, y salpimentar al gusto.
-Freír la tortilla al punto, volteando cuando la parte inferior empiece a dorarse.

Presentación:
-Trocear en porciones y distribuir en platos.
- Catar el producto final y ofrecer el resto a la libre degustación del respetable.

Tercer Acto. De la reflexión colectiva y del exorcismo conclusivo

Epílogo:
-Mientras el público sacia su apetito, recitar en voz alta los nombres de pila y fecha de nacimiento/defunción de las víctimas, mejor si es por orden cronológico.
- Simultáneamente, proyectar o distribuir las imágenes compiladas a tal efecto
-Al terminar la lista, conviene introducirse los dedos en la boca para mejor vomitar los sentimientos acumulados.
-Con el estómago vacío, reflexionar (mejor en voz alta) sobre la función social y posible utilidad pública de este tipo de ceremonias postsacrificiales.